¿Moda pasajera o necesidad? Trabajo por proyectos desde las aulas de Educación Primaria.

Ficha Tamara


Cada vez resulta más habitual escuchar hablar de una visión alternativa de la forma de enseñar y, con ello, de aprender. Sin embargo, estas ansias de cambio parecen quedar nubladas cuando miles de niños relatan su experiencia dentro de las aulas.

Cierto es que las mejoras en el ámbito educativo han sido destacadas durante los últimos años, encontrando una reducción en la tasa de analfabetismo en nuestro país durante la década de los noventa y principios de nuevo siglo (en 1991 había un 4,90% de analfabetos mientras que en 2005 había casi la mitad, un 2,15%) según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

No obstante, entendiendo la educación como un derecho, resulta obvia dicha mejora, debiendo ser, incluso, porcentajes inferiores. No en vano, más allá de las mencionadas cifras, se precisa del fomento en innovación educativa y, sobre todo, de su verdadera aplicación en las aulas.

En relación con la innovación educativa, mostrando oposición o desconfianza hacia este enfoque novedoso, parece destacar un sector encargado de criticar, calificando de “moda pasajera”, la recurrente aparición de términos relacionados con el uso de Inteligencia Emocional, Inteligencias Múltiples, Aprendizaje Cooperativo, Emprendimiento Educativo o Educación Alternativa. Probablemente, también sean ellos los que aboguen por la adoración al libro de texto como herramienta única, así como recurrir a una caja de cemento, llamada aula, para ser establecida como ubicación única para el desarrollo del proceso enseñanza-aprendizaje.

como-comprender-el-aprendizaje-cooperativo-L-0sXUu4

Afortunadamente, dicha visión resulta cada vez más arcaica, motivado por las argumentaciones de numerosos estudios que justifican la diversidad de beneficios que conlleva la aplicación de metodologías activas. De este modo, se hace necesaria la apuesta por ellas, uniéndose a lo que algunos (en su desconocimiento) decidan llamar modas.

Así, con la intención de promover la integración de ello, cabría destacar metodologías tales como PBL, cooperativa, aquellas centradas en aprender a pensar o basadas en proyectos.

Haciendo referencia a la última citada, cabe destacar la naturaleza experiencial, holística, interdisciplinar, reflexiva, social y expresiva de la misma, pudiendo relacionar dichas características con un aprendizaje eficaz. Por ello, a continuación, me gustaría presentar una lista con pasos para ayudar a “crear un proyecto”, guiando a todos aquellos interesados en innovar, verdaderamente, en las aulas, desde la experiencia concreta, la observación directa, conceptualización abstracta y experimentación activa.

            Crear un proyecto:

  1. Identificar necesidades.
  2. Génesis de ideas creativas.
  3. Selección de tópico generativo.
  4. Hilos conductores del proyecto (preguntas guía del proyecto).
  5. Objetivos de aprendizaje: qué quieres que aprendan y qué quieres que “entrenen” (las competencias no se aprenden, se entrenan).
  6. Diseño de tareas de aprendizaje.
  7. Evaluación

Siendo la evaluación el último punto resulta imprescindible tener en cuenta la importancia de realizarla de manera continua, centrando mayor atención en el proceso que en el resultado. Además, dicha evaluación debe ser llevada a cabo desde la diversidad de herramientas, ya que resulta inconcebible recurrir a un examen teórico para evaluar, por ejemplo, un comportamiento. Para dicho caso, lo que resultaría interesante sería aplicar herramientas novedosas como diarios o líneas de evolución.

aprendizaje-ninos-basa-trabajo-cooperativo_TINIMA20120302_0311_5

Por último, no olvides involucrar a todos los participantes en la evaluación, a través de la autoevaluación y coevaluación, reflexionando acerca del proyecto, contribuyendo así al pensamiento crítico y crecimiento personal.

Y tú, ¿opinas que se trata de una moda o de un cambio que se debe conseguir?

Anuncios

Un comentario en “¿Moda pasajera o necesidad? Trabajo por proyectos desde las aulas de Educación Primaria.

  1. Pues opino que hay que seguir sacando el tema, eso seguro… porque la mayoría de cosas que aprendemos las aprendemos de verdad cuando las podemos aplicar. Solamente cuando me he tenido que enfrentar a un proyecto, a solas o en grupo, he adquirido de verdad el conocimiento y la experiencia que me han servido en el futuro.

    Me he acordado de vosotras leyendo estos 15 propósitos que recomienda Jose Blas García Pérez, para innovar en el aula y no morir en el intento http://ined21.com/p7225/

    Por eso he venido a comentar este post, porque dentro de la innovación, este tema me parece muuy interesante. Unsaludo!!!

    Me gusta

¡Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s