Una dosis de realidad.

Ficha Raquel

¿Es lo mismo el abandono escolar que el fracaso escolar?

En los últimos años se ha establecido una diferencia clara entre ambos términos. Para ello se han elaborado diversas definiciones sobre estos.

Por un lado, el abandono escolar temprano se establece como un indicador educativo para la toda la Unión Europea que se emplea para llevar a cabo una evaluación de los países miembros en los aspectos vinculados a educación. Se entiende por este término, según la Consejería de Educación, “el porcentaje de población de 18 a 24 años que no ha completado la Educación Secundaria Obligatoria y que no continúa en los estudios”. Por ejemplo, en España estarían en abandono escolar temprano aquellas personas que tras acabar de manera satisfactoria la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) no continúan sus estudios sean estos del tipo que sean (Bachillerato, Formación Profesional o cursos de formación no reglada).

Para el 2013 España tenía la mayor tasa de Abandono Escolar, superando a Malta y Portugal:

Sin título

Actualmente la tasa de Abandono Escolar en España ha disminuido hasta el 21,9% pero todavía sigue siendo el doble de la media de la Unión Europea. La siguiente gráfica nos permite observar y contrastar esta información:

Sin cz c

Por otro lado, el fracaso escolar es definido por el pedagogo Álvaro Marchesi (autor de varias obras relacionadas con este tema) como “lo experimentado por aquellos alumnos que no obtienen una titulación que acredite haber finalizado satisfactoriamente la educación obligatoria”.

Al margen de estas diferenciaciones teóricas y los datos expuesto es bastante común que el tipo de alumnos que presentan fracaso escolar abandonen sus estudios en lugar de insistir para lograr titularse.

Por tanto, abandono y fracaso escolar son términos íntimamente ligados, es decir, en muchas ocasiones suelen ir de la mano, aunque esta afirmación no se cumpla en todos los casos.

Luego, si existe una mínima vinculación entre abandono y fracaso escolar ¿Podríamos entender el fracaso escolar como un detonante que deriva en Abandono Escolar? Entonces, ¿por qué no acabamos con lo segundo para evitar lo primero?

Analicemos las causas y las posibles soluciones al fracaso escolar que nos podrían conducir a una bajada de los porcentajes actuales de Abandono Escolar.

Entre las causas más relevantes encontramos:

-Problemas coyunturales entendidos como acontecimientos externos que marcan el aprendizaje del alumnado.

-Aspectos socioeconómicos. Multitud de estudios revelan una relación directa entre el nivel socioeconómico de las familias y el rendimiento de los alumnos en el colegio.

-Dificultades propias del  estudiante dentro de las cuales se debe diferenciar entre aspectos cognitivos y aspectos motivacionales.

-Fallos en el sistema educativo como establecer la figura docente como la más importante dentro del aula.

Entre las soluciones que se plantean destacan:

-Evitar las repeticiones de curso.

-Establecer más cursos de Educación Primaria.

-Revisar la elección de centro.

-Plantear mayor número de alternativas en ESO y Bachillerato.

Si está en nuestras manos, ¿por qué no hacemos lo posible por cambiar estas cifras que constituyen nuestra realidad educativa?

Anuncios