“Toc, toc” ¿Hay alguien ahí?

Ficha Rocío


Creciendo en el siglo XXI, nuestros niños y niñas están enfocados hacia los medios audiovisuales, provocando en ellos, que su expresividad se vaya deformando conforme más esclavos de estos son. El niño teleadicto de ahora no juega, no ríe, no compite con los demás, lo hace con y contra la máquina, contra el videojuego, contra el ordenador. Ha dejado de ser un emisor de emociones para convertirse en un mero receptor y, tristemente, no de los conocimientos y las ideas naturales, propias de su desarrollo, sino de otras exteriores, inculcadas subliminal y programadamente por personas que no pretenden educar en valores. Tiene en su mano multitud de recursos que, en su gran mayoría, no saben cómo gestionar.

16emb

Por todo ello, una de mis propuestas para trabajar en el aula la expresividad de nuestros alumnos, es el teatro.

El teatro tiene numerosas ventajas para nuestros chicos y chicas: el diálogo, la convivencia, el compañerismo, también supone un reto, un estímulo, una transformación. El niño de hoy necesita todo eso y mucho más para superar el handicap de la superprotección familiar, la pobreza de conseguir todos sus antojos, la soledad producida por largas horas ante el televisor, el agobio de las clases particulares, la angustia materna por no tener suficiente dinero, las peleas conyugales o la separación de sus padres. O simplemente, para superar sus propios problemas, como pueden ser su timidez, torpeza, pereza, despiste, atolondramiento, inseguridad o miedo.

Funny clowns

En este caso, hablamos del Teatro de Aula.

El teatro de aula es una estrategia pedagógica, lúdica, motivadora, transversal y multidisciplinar, que parte de la inmersión de un aula completa en un proyecto dramático. Pretende, no solamente potenciar cualidades específicas tradicionales, como pueden ser la expresión corporal, la memoria, el sentido espacial o la sensibilidad artística, también aglutinar al colectivo de alumnos alrededor de algo que pertenece a todos y a cada uno.

No es solamente un área transversal, sino el eje vertebral que va a configurar todas las actividades del tiempo que le queramos dedicar (ciclo, curso, trimestre…). En el Teatro de Aula todos los participantes han de ser protagonistas y autores porque es flexible y elástico y se valoran todas las opiniones.

Este teatro no está programado tanto para realizar un estreno teatral espectacular, sino para ser vivido y asimilado durante el proceso de preparación. Su meta es el camino a recorrer. No es una representación escénica, que puede, incluso, no llegar, sino el proceso que la ha generado. No es un fin, sino un medio.

Algunos de los objetivos que se pretende conseguir con el teatro son los siguientes:

1° – Elevar la autoestima y la autoconfianza en los alumnos.p16_Small_Small

2° -Crear en el aula un marco de convivencia agradable entre los compañeros y entre éstos y el profesor.

3° -Fomentar hábitos de conducta que potencien la socialización, tolerancia y cooperación entre compañeros.

4° -Hacer sentir a los escolares la necesidad de someterse a una disciplina necesaria en todo grupo.

5° -Sembrar inquietudes intelectuales para que los alumnos disfruten del estudio y de la investigación.

6° -Sensibilizar a las familias acerca del proceso educativo de sus hijos.

Si bien es cierto, que requiere mucha planificación, no es un tema propio de una sola área, el teatro integra cada una de las áreas que encontramos en Educación Primaria, y es que, como la vida, todo está relacionado, simplemente hay que encontrar la manera de vertebrarlo, para poder trabajarlo de forma interdisciplinar.

Con esta reflexión quiero reseñar que a través del teatro de aula, es posible conseguir resultados a largo plazo, pero más probable es que veamos a nuestros alumnos evolucionar día a día, les oiremos preguntar por temas que antes no les interesaban, observaremos que se sientan en el mismo pupitre personas totalmente diferentes, aprenderán a mostrar sus emociones, a expresarse, a dejar el miedo o la timidez de lado, a disfrutar con sus compañeros y a empatizar con ellos.

Por todo ello, concluyo animando a todos docentes a que hagan teatro, a que creen magia con sus alumnos y a demostrar que es una materia como cualquier otra que permite grandes interacciones entre los alumnos, preparándoles para el mundo al que se van a enfrentar y reivindicando, en nuestra sociedad, la importancia de las Artes.

“El Teatro es el arte de la palabra y la palabra es la base del diálogo y la madre de la convivencia.”

teatro_niños_01

Anuncios

¡Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s