¿Te apuntas?

Rocioficha 1


Según el diccionario de la Real Academia Española, el término felicidad se define por:

  1. Estado de grata satisfacción espiritual y física.

Como bien dice la RAE, la felicidad implica una satisfacción física y en este post queremos hacer referencia a ello en relación a la práctica de actividades deportivas tanto en el ámbito escolar como fuera de él.

El deporte es fundamental en la vida de una persona pero para nuestros niños y niñas aún lo es más ya que contribuye a su desarrollo tanto física como mentalmente. Es por ello que la actividad física debe forma parte de sus rutinas diarias. Algunos de los beneficios que presenta son: les ayuda en el desarrollo psicomotor y a relacionarse, les enseña a seguir unas reglas, a trabajar en equipo, a reconocer la importancia del esfuerzo personal y a ponerse metas.

images

La práctica deportiva es recomendable inculcarla desde edades tempranas, informando a los más pequeños la importancia de tener una vida sana, tener cotidianamente la conciencia de una buena alimentación y poder interesarnos por los valores que nos propone el entrenamiento, considerándose al mismo no solo como una forma de ejercitar nuestros músculos, sino como una tarea que nos permite prepararnos ante las distintas adversidades que nos plantea la vida.

Es por ello que en la educación de los más pequeños aparece el deporte de formación, también conocido como deporte base, y que es básicamente una práctica deportiva para edades tempranas, en la que los más pequeños y los jóvenes comienzan a adaptarse a los distintos reglamentos, desarrollando sus aptitudes físicas y forjando las bases para que posteriormente, pueda darse un deporte para Adultos.

Esta formación tiende a ser organizada por instituciones educativas, en las charlas, clases y asignaturas relativas a la Educación Física, además de incorporar los primeros conocimientos a edades tempranas en forma de juegos deportivos, que permiten a los más pequeños a comenzar a asimilar distintas reglas y normas para un juego determinado, acorde a su desarrollo intelectual y físico.

images (1)

Normalmente en la escuela, los alumnos realizan actividad física pero no siempre está encaminada a la práctica saludable de algún deporte que pueda beneficiar al desarrollo de los más pequeños. Es por ello que sería conveniente que niños y niñas practicaran algún tipo de deporte fuera del ámbito escolar ya que este permite:

  1. Introducir al niño en la sociedad.
  2. Le enseña a seguir reglas.
  3. Le ayuda a abrirse a los demás y superar la timidez.
  4. Frena sus impulsos excesivos.
  5. Fomentará en el niño la necesidad de colaborar por encima del individualismo.images (3)
  6. Le hará reconocer, aceptar y respetar que existe alguien que sabe más que él.
  7. Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado.
  8. Aumenta sus posibilidades motoras.
  9. Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.
  10. Puede corregir posibles defectos físicos.
  11. Potencia la creación y regularización de hábitos.
  12. Desarrolla su placer por el movimiento y el ejercicio.
  13. Estimula la higiene y la salud.
  14. Le enseña a tener ciertas responsabilidades.

El primer factor a tener en cuenta es la elección de dicho deporte. Es fundamental que los niños escojan la actividad que quieran ya que van a ser ellos la que la realicen y si se equivocan, también es importante que sepan aprender de sus errores.

images (2)

Hay que tener en cuenta qué le vendrá mejor al niño, si un deporte individual o en equipo. Un niño tímido, por ejemplo, se puede beneficiar de un deporte en equipo que le ayude a relacionarse con sus compañeros. Por el contrario, un niño muy activo puede beneficiarse de un deporte individual que le ayude a concentrarse.

También es importante tener en cuenta que los más pequeños necesitan tiempo para ir desarrollando ciertas habilidades. En este caso, la competición puede ejercer sobre ellos demasiada presión. Por tanto, debemos priorizar la diversión frente a la exigencia.

Por otro lado, debemos tener muy presente la motivación. No podemos obligarse a realizar algo que no les guste y sobre todo, tenemos que predicar con el ejemplo. Las personas de su círculo más cercano son sus figuras a imitar y no podemos pretender que un niño haga deporte si nos ve todo el día frente al televisor y ordenador. Es por ello, que el hacer deporte en familia presenta numerosas ventajas a la vez que crea hábitos bastante saludables.

images (5)

Como hemos nombrado, en el deporte la motivación es fundamental porque determina, en gran parte, la actitud del niño, la relación entre los miembros del equipo, la manera de practicar dicho deporte y los resultados obtenidos. Será fundamental el comportamiento de los padres y el entrenador para ayudar al niño a estar motivado, ya que son las personas que más le pueden influir en este terreno.

Una vez escogido el deporte, debemos tener en cuenta el entrenador/a que guiará a nuestros niños ya que la mayor parte de los aprendizajes que hacemos en la vida son mediante la observación. Los niños se fijarán en las personas significativas que tengan cerca. La figura de un entrenador será un modelo muy atractivo en el que fijarse y aprender, por lo tanto sus actuaciones del entrenador serán un referente para los niños.

images (4)

Para poder mantener un hábito deportivo, es muy importante interactuar con los niños sobre el deporte. Podemos reforzar positivamente al niño, no solo la conducta, sino también el esfuerzo y la actitud, Alentar los pequeños progresos, motivarlo, ayudar a los niños a ver objetivamente sus puntos fuertes y débiles para, de esta manera, ver en que necesitan mejorar.

Como hemos observado los deportes presentan multitud de ventajas, entre ellas la posibilidad de enseñar aprendizajes a través de los centros de interés de los alumnos. Se pueden enseñar: solidaridad, motivación, compañerismo, afán de superación, aprender a perder… Pero sobre todo, al final lo más importante es que ellos se diviertan y disfruten con lo que hacen.

En relación a los padres, ya sabemos que son un factor determinante en la educación y el desarrollo de los más pequeños. Por tanto su actitud frente al deporte que realiza su hijo será determinante para su  futuro. Los padres y entrenadores serán un apoyo fundamental para el desarrollo de la actividad deportiva de los niños. Ambos han de cuidar su comportamiento, ya que este influirá directamente sobre la actitud que tenga el niño no solo de pequeño, sino también de adulto.

¡Anímate y muévete!

“La mente es el límite. Mientras que la mente pueda ver el hecho de que puedes hacer cualquier cosa, puedes hacerla, mientras que realmente lo creas al 100%.”

Arnold Schwarzenegger

570135

Anuncios