China, un sistema educativo similar en su estructura

Saraficha 1


 

Cuando hablamos de modelos educativos destacables, siempre miramos, desde España, hacia arriba (otros países europeos) o hacia la izquierda (Estados Unidos). Esta vez vamos a mirar hacia la derecha, a China concretamente.

Es curioso que, a pesar de tener 9 años de educación obligatoria, este país tiene un porcentaje de fracaso escolar muy bajo. Sin embargo, es España, con 10 años de educación obligatoria, tiene la tasa de abandono escolar más alta de UE. En 2013, había un 23.5% de españoles entre los 18 y 25 años que no habían completado sus estudios de secundaria. Es decir, con 18 años, que deberían estar terminando el bachiller, un preocupante gran número de alumnos españoles ni si quiera habían acabado la educación obligatoria.

1397211917_985641_1397246442_sumario_normal

Este dato tan alarmante debería remover conciencias, sobre todo a los dirigentes del gobierno, responsables del Sistema Educativo que hoy tenemos, así como a esos docentes que lejos de hacer que sus alumnos se interesen por la educación que reciben, provocan todo lo contrario con su pasividad.

Volviendo a la educación en China, su Sistema Educativo se divide en tres etapas. La primera de ellas es la Educación Primaria, la cual dura lo mismo que en España, 6 años. Los niños empieNiosclaseescuelachinaworldbank.org_zan esta etapa a los 6 años y trabajan cuestiones relacionadas con contenidos académicos, morales y laborales. Tras terminar esta etapa, comienza la Educación Secundaria. Esta se divide en dos: 1er Ciclo (obligatorio) y 2º Ciclo (no obligatorio). Para pasar de un ciclo a otro, los alumnos deben pasar un examen de capacitación. A pesar de que el 2º Ciclo no es obligatorio, la mayoría de alumnos aprueban el examen, lo cursan y  siguen estudiando hasta obtener una educación superior. Una vez terminada la Educación Secundaria, los alumnos pasan, o bien a la Educación Profesional o a la Educación Superior (formación universitaria).

Tras conocer cómo se organiza los años de escolarización en China, observamos la gran similitud que existe respecto a España. Entonces, ¿por qué en nuestro país existe tanta diferencia en materia educativa? En mi opinión, es una cuestión de cultura.

China es un país con una metodología educativa que fomenta mucho la competitividad. Esta circunstancia es un arma de doble filo; por un lado, da buenos resultados a la hora de la implicación de los alumnos en cuanto a sus resultados, siendo estos excelentes en la mayoría de ocasiones, y, por otro lado, la competitividad es tan extrema que provoca suicidios entre los alumnos.

Las familias también son responsables de que se dé esta circunstancia en la realidad educativa china. En este país, se premia a los alumnos que son líderes de su grupo, y esto se puede convertir en una obsesión familiar, ya que es un honor para la familia obtener ese tipo de premios. La competitividad, a parte de fomentarse en la escuela,  es algo que en el seno familiar también se inculca y presiona con ello a los menores.

Al mismo tiempo, tienen un respeto por el personal docente envidiable. La figura del descargamaestro o profesor es una posición social muy importante en China. Esto en España se ha perdido, aspecto que repercute tanto como que baja la calidad de enseñanza. Los casos de agresiones a profesores, por parte de alumnos o, incluso, padres, son una prueba de ello.

No existe la receta mágica para una educación perfecta. Ni China ni España educan a sus alumnos de la mejor manera. Sin embargo, es importante conocer la realidad educativa de diferentes países que nos pueden servir para mejorar en nuestra práctica educativa.

chino-educacion

Anuncios