“Más allá” de la educación

Rocioficha 1


¿Qué es la NeuroEducación?

La neuroeducación nace de la unión de la neurociencia,  la psicología y la educación y consiste en aprovechar los conocimientos sobre el funcionamiento cerebral para enseñar y aprender mejor.

neurociencia-cerebro

El cerebro humano está cambiando constantemente, adapta su actividad y cambia su estructura. Esta plasticidad cerebral (sobre todo en los primeros años de desarrollo de una persona), es muy importante en la perspectiva educativa, ya que fomenta la mejora de cualquier alumno, incluso actuando en determinados trastornos del aprendizaje.

Es por ello, que es primordial tener en cuenta la diversidad del alumnado, debiendo adaptarnos a sus necesidades individuales. Cada alumno es único y debemos potenciar su proceso de enseñanza-aprendizaje a través de actitudes positivas que les permitan mejorar día a día.

En relación a las emociones, ya lo hemos comentado en varias ocasiones pero, son una asignatura necesaria en este proceso. Son una serie de reacciones inconscientes que la naturaleza ha ideado para garantizar la supervivencia de las personas y que, por lo tanto, deben aprender a gestionar.

A través de la neurociencia se ha demostrado que las emociones mantienen la curiosidad, nos sirven para comunicarnos y son imprescindibles en los procesos de razonamiento y toma de decisiones, es decir, los procesos emocionales y los cognitivos son inseparables.

Si entendemos la educación como un proceso de aprendizaje para la vida, la educación emocional resulta imprescindible porque contribuye al bienestar personal y social.

depositphotos_16937699_original-562x421.jpg

Respecto a la educación emocional, no basta con ser partícipes de ella, sino que como docentes, debemos predicar con el ejemplo, generar un clima emocional positivo que facilite el aprendizaje y la seguridad de nuestro alumnado. Debemos ser respetuosos, interesarnos por sus respuestas, motivarles y animarles a seguir fomentando sus habilidades personales. En este sentido, la empatía es fundamental para educar desde la comprensión.

Asimismo, la neurociencia ha demostrado que el aprendizaje debe ser una experiencia positiva y agradable para que sea viable. Estados emocionales negativos como el miedo o la ansiedad dificultan el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos. Partiendo de un sistema educativo en el que los contenidos académicos son los primero, están descontextualizados, no motivan y dificultan la atención, en necesario impulsar la curiosidad, la reflexión autónoma y grupal, la cooperación, activando nuestras emociones, fomentado la creatividad y facilitando un aprendizaje significativo, siendo los alumnos elementos activos de su proceso.

Otro tema a tener en cuenta en esta neuroeducación, es la importancia del ejercicio físico. La práctica regular de la actividad física, promueve la neuroplasticidad y la neurogénesis en el hipocampo, facilitando la memoria de largo plazo y un aprendizaje más eficiente. El ejercicio físico mejora el estado de ánimo y reduce el estrés crónico que repercute tan negativamente en el proceso de aprendizaje.ninos_aire_libre

“Un simple ejercicio antes del comienzo de la clase mejora en los niños su predisposición física y psicológica hacia el aprendizaje, con mayor motivación y atención” (Blakemore, 2011).

También es primordial la creación de unos hábitos saludables, tanto para padres como para alumnos, partiendo de unos hábitos nutricionales apropiados y un descanso necesario (sobre todo en los niños, que están en pleno desarrollo).

Por otro lado, la formación constante permite al cerebro aprender mejor y más rápidamente, relacionando la nueva información con la ya conocida. De este modo, para optimizar conocimientos, la repetición es fundamental para la correcta asimilación. En este sentido, los docentes debemos potenciar estas competencias, trabajando la memoria constantemente aunque sin obviar que la práctica constante excesiva induce al aburrimiento de los alumnos.

Asimismo, no podemos dejar de lado la importancia del juego en los más pequeños. El juego constituye una necesidad para el aprendizaje que no está restringida a ninguna edad, mejora la autoestima, desarrolla la creatividad, aporta bienestar y facilita la socialización. La integración del componente lúdico en la escuela resulta imprescindible porque estimula la curiosidad y esa motivación facilita el aprendizaje. De este modo, las actividades artísticas, sobre todo la música, también promueven el desarrollo de procesos cognitivos. El teatro o el baile desarrollan habilidades socioemocionales como la empatía y son beneficiosos para la memoria semántica.

Bebes-y-golpes-en-la-cabeza-como-cuidarlos-2

Es por todo ello que la educación artística debería ser obligatoria. La instrucción musical o el teatro que tantas habilidades sociales, emocionales y cognitivas son capaces de desarrollar deberían de formar parte del currículo y no, como ocurre frecuentemente, quedar como actividades marginales.

Por último, en este pequeño análisis de la neuroeducación, debemos tener en cuenta que nos relacionamos con las personas, que somos sociales, por lo que nuestro cerebro se desarrolla en contacto con otros cerebros. El aprendizaje del  comportamiento cooperativo se da conviviendo en una  comunidad en la que impera la comunicación y en la que podemos y debemos actuar. Cuando se colabora se libera más dopamina, favoreciendo la memoria a largo plazo y reduciendo la ansiedad.

En el caso de la escuela, debemos potenciar una serie de actitudes sociales hacia nuestros alumnos imprescindibles en la comunicación social, como saber escuchar y respetar a los compañeros. Otro aspecto a tener en cuenta es la colaboración entre alumnos, ya sea del mismo nivel, como de distintas edades, en la realización de actividades interdisciplinares, ya que la escuela debe ser un centro abierto a la cooperación entre toda la comunidad educativa.

Ya hemos podido comprobar que se está generando un cambio en educación. Como todo cambio, requiere su tiempo pero poco a poco debemos ir adaptándonos a los nuevos tiempos, a las nuevas necesidades y a los nuevos alumnos que, nacidos en la era de las nuevas tecnologías, cuentan con todo tipo de transmisores de información, creándoles una desinteresada motivación hacia lo que la escuela les ofrece. Para ello, hay que optimizar el aprendizaje, creando un clima emocional positivo, aprendiendo a ser creativos y basándonos en los beneficios que la neuroeducación nos ofrece.

frase-la-educacion-es-el-gran-motor-del-desarrollo-personal-es-a-traves-de-la-educacion-como-la-hija-nelson-mandela-151300.jpg

Anuncios

¡Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s