0

¿Es posible un aprendizaje personalizado?

Elenaficha


 

El aprendizaje personalizado es un concepto educativo que ha ido surgiendo a raíz de las investigaciones más recientes en cuanto a materia docente.

Esta metodología se sustenta en la adaptación de la educación para que esta asegure que cada discente llegue a explotar su máximo potencial cognitivo. Sin embargo, no debemos caer en la significación (obvia) de su nombre y pensar que esta se trata de una metodología que aboga por el trabajo individualizado dentro del aula. Asimismo, se debe tener en cuenta el hecho de que hablamos de aprendizaje significativo y no de enseñanza.

Sin duda se trata de una forma de enseñanza en la que se tiene en cuenta los intereses y necesidades personales de cada alumno, su ritmo de estudio, las estrategias de aprendizaje que realiza para la interiorización de nuevos contenidos, su actitud hacia la educación, sus características personales; en definitiva, el entorno y las características propias del alumno.aprendizaje

Para que se de en el aula un aprendizaje personalizado deben de aparecer en el mismo una serie de requisitos como la elección del tema (de entre varios propuestos por el docente) por parte del alumno así como el recurso o soporte sobre el cual el alumno desea apoyarse para dicho aprendizaje. Es por ello que otro de los requisitos más significativos es la conectividad a la red así como la posesión de una amplia gamas de materiales a los que el alumno pueda acceder.

Es por ello que, como se puede encontrar en el libro Personalizar la Educación, concretamente en el Capítulo 2. ¿Aprendizaje personalizado? Nuevos descubrimientos sobre la promoción de la capacidad de aprendizaje; esta metodología incide directamente sobre los siguientes bloques:

  • El desarrollo de una serie de habilidades claves, de unos conocimientos concretos.
  • La nivelación del campo de actuación, de manera que los alumnos conozcan como aplicar sus conocimientos.
  • La motivación de los alumnos, al ser los protagonistas de su propio aprendizaje.
  • La construcción de su conocimiento de manera colaborativa, pues es importante que los alumnos compartan su proceso.
  • La puesta en práctica de nuevos modelos de evaluación que atiendan a las características de este tipo de enfoque educativo.
  • El uso adecuado de las nuevas tecnologías para la adquisición de conocimientos.
  • El nuevo rol o papel que debe jugar el docente dentro del aula, atendiendo a las nuevas necesidades y características de la misma.

Group of Hands with DIgital Devices Photo and Illustration

Todo ello nos lleva a establecer una relación directa con el enfoque educativo por competencias en el cual para obtener una serie de capacidades (competencias) es necesaria la puesta en práctica de unos saberes o conceptos, el saber hacer o procedimientos y el saber estar o actitudes.

Una competencia es definida como el conjunto de actividades u acciones que realizamos para enfrentarnos de manera eficaz a una serie de situaciones; teniendo en cuenta, como hemos comentado anteriormente, los conocimientos ya adquiridos del alumno.

De esta manera, mediante el aprendizaje personalizado, el discente pone en práctica competencias directamente relacionadas con las establecidas en el currículo: aprender a aprender y sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.

Entonces, ¿es posible un aprendizaje personalizado?

Si realizásemos esta misma pregunta a diez docente actualmente, estoy segura de que más del 80 %, (por no decir el 100%) responderían mediante una negación; alegando la falta de tiempo, el gran número de alumnos con los que cuenta el aula, los recursos disponibles, el currículo y otros aspectos.

No sería mi intención contradecirles, pues si bien mi experiencia en el aula no es amplía y se encuentra limitada a mi paso por los centros de prácticas durante el curso del grado, este reducido tiempo me ha servido para conocer bien la realidad educativa.

Sin embargo, al mismo tiempo que conozco esta realidad, también soy consciente de que no se puede conocer la viabilidad de un acto si no se realiza un intento del mismo. No acomodarse, tener una actitud receptiva al cambio e intentar que tu aula no caiga en el “es que siempre ha sido de esta manera” es una idea que todo docente debería tener presente en su día a día.

Enlace de interés (Tabla ¿Qué es el aprendizaje personalizado?: https://citiusje.files.wordpress.com/2016/04/6a02e-personalizacion_aprendizaje_javiertouron.jpg

Anuncios

¿Te apuntas?

Rocioficha 1


Según el diccionario de la Real Academia Española, el término felicidad se define por:

  1. Estado de grata satisfacción espiritual y física.

Como bien dice la RAE, la felicidad implica una satisfacción física y en este post queremos hacer referencia a ello en relación a la práctica de actividades deportivas tanto en el ámbito escolar como fuera de él.

El deporte es fundamental en la vida de una persona pero para nuestros niños y niñas aún lo es más ya que contribuye a su desarrollo tanto física como mentalmente. Es por ello que la actividad física debe forma parte de sus rutinas diarias. Algunos de los beneficios que presenta son: les ayuda en el desarrollo psicomotor y a relacionarse, les enseña a seguir unas reglas, a trabajar en equipo, a reconocer la importancia del esfuerzo personal y a ponerse metas.

images

La práctica deportiva es recomendable inculcarla desde edades tempranas, informando a los más pequeños la importancia de tener una vida sana, tener cotidianamente la conciencia de una buena alimentación y poder interesarnos por los valores que nos propone el entrenamiento, considerándose al mismo no solo como una forma de ejercitar nuestros músculos, sino como una tarea que nos permite prepararnos ante las distintas adversidades que nos plantea la vida.

Es por ello que en la educación de los más pequeños aparece el deporte de formación, también conocido como deporte base, y que es básicamente una práctica deportiva para edades tempranas, en la que los más pequeños y los jóvenes comienzan a adaptarse a los distintos reglamentos, desarrollando sus aptitudes físicas y forjando las bases para que posteriormente, pueda darse un deporte para Adultos.

Esta formación tiende a ser organizada por instituciones educativas, en las charlas, clases y asignaturas relativas a la Educación Física, además de incorporar los primeros conocimientos a edades tempranas en forma de juegos deportivos, que permiten a los más pequeños a comenzar a asimilar distintas reglas y normas para un juego determinado, acorde a su desarrollo intelectual y físico.

images (1)

Normalmente en la escuela, los alumnos realizan actividad física pero no siempre está encaminada a la práctica saludable de algún deporte que pueda beneficiar al desarrollo de los más pequeños. Es por ello que sería conveniente que niños y niñas practicaran algún tipo de deporte fuera del ámbito escolar ya que este permite:

  1. Introducir al niño en la sociedad.
  2. Le enseña a seguir reglas.
  3. Le ayuda a abrirse a los demás y superar la timidez.
  4. Frena sus impulsos excesivos.
  5. Fomentará en el niño la necesidad de colaborar por encima del individualismo.images (3)
  6. Le hará reconocer, aceptar y respetar que existe alguien que sabe más que él.
  7. Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado.
  8. Aumenta sus posibilidades motoras.
  9. Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.
  10. Puede corregir posibles defectos físicos.
  11. Potencia la creación y regularización de hábitos.
  12. Desarrolla su placer por el movimiento y el ejercicio.
  13. Estimula la higiene y la salud.
  14. Le enseña a tener ciertas responsabilidades.

El primer factor a tener en cuenta es la elección de dicho deporte. Es fundamental que los niños escojan la actividad que quieran ya que van a ser ellos la que la realicen y si se equivocan, también es importante que sepan aprender de sus errores.

images (2)

Hay que tener en cuenta qué le vendrá mejor al niño, si un deporte individual o en equipo. Un niño tímido, por ejemplo, se puede beneficiar de un deporte en equipo que le ayude a relacionarse con sus compañeros. Por el contrario, un niño muy activo puede beneficiarse de un deporte individual que le ayude a concentrarse.

También es importante tener en cuenta que los más pequeños necesitan tiempo para ir desarrollando ciertas habilidades. En este caso, la competición puede ejercer sobre ellos demasiada presión. Por tanto, debemos priorizar la diversión frente a la exigencia.

Por otro lado, debemos tener muy presente la motivación. No podemos obligarse a realizar algo que no les guste y sobre todo, tenemos que predicar con el ejemplo. Las personas de su círculo más cercano son sus figuras a imitar y no podemos pretender que un niño haga deporte si nos ve todo el día frente al televisor y ordenador. Es por ello, que el hacer deporte en familia presenta numerosas ventajas a la vez que crea hábitos bastante saludables.

images (5)

Como hemos nombrado, en el deporte la motivación es fundamental porque determina, en gran parte, la actitud del niño, la relación entre los miembros del equipo, la manera de practicar dicho deporte y los resultados obtenidos. Será fundamental el comportamiento de los padres y el entrenador para ayudar al niño a estar motivado, ya que son las personas que más le pueden influir en este terreno.

Una vez escogido el deporte, debemos tener en cuenta el entrenador/a que guiará a nuestros niños ya que la mayor parte de los aprendizajes que hacemos en la vida son mediante la observación. Los niños se fijarán en las personas significativas que tengan cerca. La figura de un entrenador será un modelo muy atractivo en el que fijarse y aprender, por lo tanto sus actuaciones del entrenador serán un referente para los niños.

images (4)

Para poder mantener un hábito deportivo, es muy importante interactuar con los niños sobre el deporte. Podemos reforzar positivamente al niño, no solo la conducta, sino también el esfuerzo y la actitud, Alentar los pequeños progresos, motivarlo, ayudar a los niños a ver objetivamente sus puntos fuertes y débiles para, de esta manera, ver en que necesitan mejorar.

Como hemos observado los deportes presentan multitud de ventajas, entre ellas la posibilidad de enseñar aprendizajes a través de los centros de interés de los alumnos. Se pueden enseñar: solidaridad, motivación, compañerismo, afán de superación, aprender a perder… Pero sobre todo, al final lo más importante es que ellos se diviertan y disfruten con lo que hacen.

En relación a los padres, ya sabemos que son un factor determinante en la educación y el desarrollo de los más pequeños. Por tanto su actitud frente al deporte que realiza su hijo será determinante para su  futuro. Los padres y entrenadores serán un apoyo fundamental para el desarrollo de la actividad deportiva de los niños. Ambos han de cuidar su comportamiento, ya que este influirá directamente sobre la actitud que tenga el niño no solo de pequeño, sino también de adulto.

¡Anímate y muévete!

“La mente es el límite. Mientras que la mente pueda ver el hecho de que puedes hacer cualquier cosa, puedes hacerla, mientras que realmente lo creas al 100%.”

Arnold Schwarzenegger

570135

0

Que no se me olvide

Saraficha 1


Investigando en la web sobre cómo trabajar las emociones en la escuela y leyendo algún artículo interesante al respecto, se me ha ocurrido usar esta entrada para darme consejos a mí misma (y a quien lea). Así que me me he dedicado las siguientes palabras.

Un maestro es (o debe ser) muchas cosas. Entre ellas se encuentra la de ser un guía y ejemplo. Sara, eso va a ser parte de tu trabajo. No va a ser fácil, pero va a ser el mejor trabajo del mundo.

Los consejos, las orientaciones y enseñanzas que le darás a tus alumnos van tener fuertes repercusiones en las personas que serán en un futuro, sobre todo si vienen de parte de uno de los pilares de su vida. El contexto en el que se mueve un niño y en el que se desarrolla en su niñez, engloba a la familia, la escuela y el barrio en el que vive. Partiendo de ahí, se ve claro que tú formarás parte esencial de su desarrollo.

Para ayudar a tus alumnos a desarrollarse desde dentro y convertirse en personas sinceras, compasivas, responsables, etc. (una serie de cualidades que debemos inculcar en ellos) tenemos que empezar a enseñar a los alumnos a gestionar sus emociones y que aprendan a controlarlas. Te voy  a dar una serie de consejos para que te los grabes a fuego.

  1. No dejes que tus alumnos huyan de sus sentimientos. Tendrás niños que no reconozcan que se sienten mal porque no están acostumbrados a hablar de sus sentimientos con nadie. Para poder ayudar a este tipo de niños, primero debes ayudarles a reconocer sus sentimientos para poder ayudarles a superarlos y controlarlos.
  2. Enseña a no juzgar las emociones de nadie. Los niños, al igual que los adultos, no pueden evitar sentir emociones. Si lloran, quizá sea porque no pueden evitarlo o porque lo necesitan. No debemos dejar que nuestros alumnos piensen que llorar es de débiles, por ejemplo, o que es “de niñas” porque “las niñas lloran y los niños no”. Si al niño le enseñamos que llorar es de débiles, cuando en su madurez vea a una mujer u hombre llorar, automáticamente le achacará una debilidad que no tiene por qué tener. Aceptar las reacciones que el cuerpo tiene a las emociones es sano, negarlas no.
  3. Ayuda a tus alumnos a entender sus emociones. Quizá veas a un alumno cabizbajo o enfadado sin razón aparente. Probablemente al principio él tampoco sepa por qué o no quiera contártelo. Ayúdale a verbalizar sus sentimientos y a entender por qué los siente. Solo así podremos ayudarles a gestionar sus emociones.
  4. Ayuda a perdonar. Es importante enseñar a los alumnos a superar el resentimiento. No es sano recordar y sentir emociones negativas que no llevan a ningún lado.

El objetivo de estos consejos es que consigas que al final tus alumnos sigan todas estas pautas inconscientemente, aprendiendo a gestionar, superar y aprender de sus emociones. Es imprescindible para formar personas maduras (en la medida de lo posible, no dejan de ser niños) y sensatas.  

Tú, como responsable de un grupo de menores, también debes tener la cabeza sobre los hombros. No dejes de leer un buen libro de vez en cuando. Haz ejercicio, aunque te cueste arrancar. Sal con tus amigos y despéjate. Viaja siempre que puedas. Reinvéntate cuando te quedes desfasada, no te estanques. Ah, y por cierto, no dejes de leer blogs como:

Espero que el futuro nos depare felicidad. Pero ya sabes, gran parte de lo que pase entonces debes empezar a gestarlo ahora.

Favim.com-37221

Seño, ¿dónde está Europa?

Ficha Tamara


Superar la idea de adición de nacionalidades de los Estados miembros para pasar a construir una ciudadanía política, plural, integradora y participativa es una de las grandes tareas pendientes de la ciudadanía europea. Sin embargo, esto no se limita al establecimiento de una relación democrática entre los ciudadanos y el Estado, sino que requiere la consolidación de relaciones participativas entre los ciudadanos y las organizaciones.

Por ello, y a partir de la definición de participación ciudadana, como docentes, debemos detectar  la necesidad de formar al alumnado desde el ensalzamiento de la perspectiva global, preparando a los escolares para la vida en sociedad, contribuyendo a la adquisición de destrezas que permitan alcanzar el desarrollo y bienestar de la misma, lo cual queda reflejado en el siguiente fragmento del ensayo “Creer en la Educación”, de Victoria Camps.

“[…] La educación ha perdido el norte, ha caído en la indefinición y ha olvidado su objetivo fundamental: la formación de la personalidad. Una formación que corresponde, sobre todo, a la familia, pero también a la escuela, a los medios de comunicación, al espacio público en todas sus manifestaciones. Urge, por tanto, volver a valores como el respeto, la convivencia, el esfuerzo, la equidad o la utilización razonable de la libertad […]”.

Así, una vez detectada esta carencia, se ha optado por enfatizar, en los documentos oficiales de los Estados miembro de la UE, la importancia de la adquisición de las competencias social y cívica. No obstante, el método seleccionado para atender a esta problemática varía en función del país, pudiéndose diferenciar tres enfoques principales para el tratamiento de la educación para la ciudadanía.

  • Educación para la ciudadanía como asignatura independiente, basándose en la oferta de una asignatura obligatoria independiente centrada en aspectos de educación para la ciudadanía.
  • Integración de la Educación para la ciudadanía en áreas curriculares más amplias.
  • Educación para la ciudadanía como dimensión transversal del currículo. Dicho enfoque se caracteriza por coexistir con uno o los dos enfoques señalados anteriormente.

Independientemente del enfoque escogido, donde verdaderamente debemos centrar la atención es en la integración de proyectos y actividades que promuevan la implicación del alumnado, por ejemplo, en el gobierno de los centros educativos, permitiendo que estos tengan representación en la gestión del mismo.

Por tanto, con el objetivo de lograr dicha propuesta, podemos recurrir a tareas sencillas como lo es la elección de delegados de clase. De este modo, estaríamos optando por la promoción de prácticas democráticas reales dentro de los entornos escolares. Así, esta actuación se encontraría ligada al interés por la reproducción de estos esquemas al simular y hacer frente a los desafíos del S.XXI.

Trabajando en la línea de la integración de este tipo de prácticas, favorecemos el desarrollo de la lógica secuencia del proceso de enseñanza-aprendizaje, pues no podemos desligar lo que se aprende del cómo.

Además, como aspecto positivo, cabe remarcar el empoderamiento de los niños y niñas desde edades tempranas, contribuyendo a su desarrollo integral gracias al refuerzo de su autoestima, al desarrollo del pensamiento reflexivo, comprendiendo la imposibilidad de limitar sus opiniones a la afirmación o negación una idea, siendo precisa la capacidad para argumentar, demostrar y razonar.

Desde esta perspectiva de la participación, se han desarrollado numerosos proyectos que, entre sus objetivos también destacan los de conectar a alumnos de diferente nacionalidad, fomentando el diálogo y el intercambio cultural entre otros. Algunos de ellos, pueden ser revisados en los siguientes enlaces, donde también se integran otros aspectos transversales, como puede ser el caso de “European Christmas Tree Decoration Exchange 2015”, un proyecto  de intercambio de decoración y tradiciones navideñas con niños de más de 30 regiones europeas; la celebración del día de las lenguas o la cooperación entre escuelas geográficamente dispersas.

Además, aquí se encuentran disponibles publicaciones relativas al ámbito educativo en el marco europeo.

Como conclusión, podríamos aludir a la infinidad de valores que podemos integrar a partir de esta competencia, aunque tratar de realizar una aportación sobre estos sin que resulte redundante comienza a ser una ardua tarea debido al input mediático al que estamos sometidos. Pero no olviden lo que es cierto: los valores dirigen nuestras vidas. La escuela es, sin duda alguna, uno de los mayores mecanismos de reproducción social pero, a su vez, es el mayor instrumento de liberación y concienciación.